¿Qué hemos aprendido en estas semanas de confinamiento? #AprendizajesCOVID19

La orientadora Eugenia Jiménez Gallego nos propone un nuevo reto: reflexionar sobre lo que hemos aprendido en estas semanas de COVID-19. Comparte tus aprendizajes a través de un comentario en esta entrada, en Twitter con el hashtag #AprendizajesCOVID19 o en el tema abierto en el grupo “Orientación educativa en red” de Facebook.

AprendizajesCOVID19

Fuente de la imagen: Pixabay

Mi hermana empezó a lanzar a sus amistades una pregunta que me parece que ilumina estos tiempos de incertidumbre: ¿qué has aprendido en estos días de confinamiento, desde el 14 de marzo de 2020? Toda crisis encierra una oportunidad, y es crucial con qué mirada la afrontemos, en qué centremos nuestra energía. Yo quiero colaborar en esa cadena de crecimiento, así que comparto con vosotros mis aprendizajes y os pregunto lo mismo.

En estas dos semanas he aprendido herramientas digitales: convoco videoconferencias, disfruto de multillamadas con mi familia, elaboro documentos compartidos en la nube con mis compañeros, creo buzones en todos mis correos… Para mí es importante porque lo digital me había generado hasta el momento mucha inseguridad. Ahora me siento satisfecha de lo que voy avanzando paso a paso.

Debido a que hemos dejado de tener ayuda en casa he vuelto a cocinar, y me he sentido orgullosa del primer puchero, de las primeras lentejas sabrosas… y he disfrutado del olor y la textura de los alimentos que voy preparando. He desarrollado habilidades de peluquera. Ordeno lo que antes postergaba por falta de tiempo. Estoy realizando más ejercicio físico que nunca, y además lo comparto con mi hijo. Tengo más contactos con la familia y con amistades lejanas que antes y son más profundos porque expresamos cómo nos sentimos, analizamos juntos lo que estamos viviendo. Y con amigas con las que quedaba muy de vez en cuando me encuentro ahora cada viernes en un “videocafé” que calienta el corazón.

14B - Madre pide ayuda con el ordenador - Héctor Palazón

Viñeta de Héctor Palazón Oliver, orientador educativo y autor de machinitos.es

También estoy vislumbrando qué estamos aprendiendo desde la Orientación. Como miembro de grupos de docentes y orientadores en los que trabajamos la gestión emocional, y que afortunadamente siguen activos por videoconferencia en estos momentos, he podido escuchar la voz de mis compañeros. Esta situación nos pone a prueba, y también emerge lo que más nos preocupa realmente. El profesorado expresa que quiere hacerlo bien, atender a su alumnado. Pero además quiere estar a la altura de las circunstancias, sentirse buen profesional, sostener su autoestima. Esta autoexigencia puede estar en la base del desborde de tareas que han recibido los estudiantes los primeros días, porque los profesionales han necesitado sentir justificado su trabajo. Y esos “debería” les generan asimismo ansiedad, ya que muchos no se encuentran competentes en lo digital, no saben cómo encontrar el equilibrio entre enseñar y sobrecargar, sus incertidumbres se incrementan con el desconcierto de los equipos directivos y la falta de guía que sienten desde la administración… Los que teletrabajan con hijos y recursos informáticos limitados se desbordan sin más. Las orientadoras que conozco manifiestan un matiz añadido: les desazona esta desaparición de la planificación por meses que vertebra nuestra tarea, y esta falta de contacto directo con el alumnado que en nuestro caso sienten más necesaria aún. Hemos percibido que, en cierto modo, era necesario volver a definir nuestro lugar en el sistema. Y de nuevo experimentamos que las medidas que aporta la administración para los docentes no encajan exactamente con lo que requerimos para realizar nuestra tarea, así que tenemos que readaptarlas y reinventarnos.

La necesidad del apoyo emocional hacia los distintos sectores es algo que muchos han comprendido ya. La importancia de reconocer el esfuerzo de cada cual, aunque los resultados no sean aún los deseados, de preguntar al otro cómo está realmente, qué necesita.

En los grupos locales de orientadores/as, comunicados por WhatsApp, la difusión de información les resulta más necesaria que nunca, y el intercambio generoso de ideas y materiales es también un recurso que se intensifica. Nuestra incipiente asociación profesional de orientadores, AGOE, que está constituyéndose con determinación en este contexto adverso, también está contribuyendo a este enriquecimiento mutuo. Creo que tenemos que avanzar en ese camino, el de funcionar coordinados sistemáticamente también en Secundaria, y que se debe regular una fórmula oficial para hacerlo, a nivel local además de a nivel provincial. Por otro lado, la mensajería Séneca se ha convertido en un recurso de consulta diario, así como las webs del Ministerio y la Consejería, lo que no era habitual pero sí es útil mantener como hábito.

En cuanto al contacto con el alumnado, hemos desarrollado otras herramientas que no creo que debamos olvidar. Para las sesiones de información colectivas, además de las webs de los centros o los blogs personales de los orientadores, los profesionales de la Orientación solicitan a sus directivas Aulas Virtuales de Orientación, donde no sólo se cuelgan presentaciones al uso, sino también hay compañeras realizando, por ejemplo, vídeos con capturas de pantalla, lo que puede ser útil en el futuro para mantener información que los adolescentes puedan consultar después de la sesión presencial. Se les están proporcionando a los adolescentes los materiales de autoorientación difundidos por Colectivo Orienta. Y hay profesionales dando un salto más allá, creándose perfiles de Instagram para buscar al alumnado, especialmente el más desconectado, allí donde está, donde se encuentra cómodo. Por ejemplo, utilizan esta herramienta con PMAR. Creo que es el momento de enseñar a nuestros estudiantes la importancia de seleccionar fuentes de información fiables en cuanto a las novedades del sistema educativo, a la orientación vocacional.

14C - Ponerse con el inglés - Héctor Palazón

Viñeta de Héctor Palazón Oliver, orientador educativo y autor de machinitos.es

He incluido estas y otras reflexiones en el número especial que prepara la Revista AOSMA. Pensar y expresar todo esto me ayuda a sentirme más abierta que encerrada, más conectada al mundo que nunca. Y necesito creer que todas las dificultades vividas nos permitirán consolidar aprendizajes que seremos capaces de mantener en condiciones de libertad.

Y a ti, ¿qué te parece la idea de compartir con tu entorno o en redes lo que has aprendido en estas semanas?Captura2

 

Eugenia Jiménez Gallego

Orientadora educativa

Coordinadora del Área de Orientación Vocacional y Profesional del ETPOEP de Cádiz

http://esistemica.blogspot.com/

7 comentarios en “¿Qué hemos aprendido en estas semanas de confinamiento? #AprendizajesCOVID19

  1. Mi conclusión está clara: la vida no se detiene aunque lo hace nuestra actividad. Podemos aspirar a una nueva normalidad o realidad porque la anterior, ni existe ni va a volver. No hemos vencido al virus, simplemente nos hemos escondido de él, por lo tanto, seguimos expuestos.

    Me gusta

  2. Justamente hoy leía una entrada de otro orientador, Víctor Cuevas, en su blog Educadores21 sobre aprendizajes ante el COVID-19:

    “Esta crisis me ha hecho reflexionar sobre mis prioridades. La presencia de la muerte por todas partes hace que más que nunca comprenda el inmenso valor de la vida, y del valor que tiene el tiempo presente para que elijamos dedicarlo a unas cosas u otras. Somos vulnerables. En estas semanas de confinamiento he reflexionado y meditado sobre lo que es verdaderamente importante en la vida y me he dado cuenta que necesito cuidarme más, dedicarme más tiempo y dedicarle más tiempo a las personas que quiero, mi familia y mis amigos. Naturalmente estoy hablando de una evolución personal, de la necesidad sentida de mirar hacia dentro, de cultivarme más espiritualmente, en definitiva, de la necesidad de cuidarme más.” (Víctor Cuevas, 26-4-2020)

    Fuente: https://educadores21.com/cuidarme-y-cuidar-una-nueva-etapa/

    Me gusta

  3. También de estos días recomiendo la reflexión del orientador Ernesto Gutiérrez-Crespo hace unos días en Colectivo Orienta:

    “Son solo algunas ideas para impulsar espacios como los Planes de Acción Tutorial u otros que puedan tener lugar en el centro educativo, con el objetivo de desarrollar la interioridad, impulsando la introspección y el autoconocimiento, aprendiendo a descubrir y a descubrirse como personas valiosas que pueden aportar muchas cosas a la sociedad. Los orientadores/as podemos ser sus compañero/as de viaje. Su crecimiento personal y social será nuestro crecimiento, porque aprenderemos juntos a amar la vida.”

    Fuente: https://colectivorienta.wordpress.com/2020/04/06/suicidio-en-tiempos-de-cuarentena-orientar-para-amar-la-vida/

    Me gusta

  4. Como PTSC en un equipo de orientación, y también como madre de dos hijos en edad escolar, estoy aprendiendo muchas cosas: Me alegra corroborar lo que veo a diario en mi trabajo, que la Escuela es un Espacio imprescindible de Cuidados. Ha sido la primera que ha reaccionado ante las necesidades sociales, también las emocionales y de acompañamiento. Los coles iniciaron esta crisis primero preocupados por cómo continuar los aprendizajes, para descubrir después que lo más importante era el contacto con los niños y niñas y después el apoyo, en muchos casos sostén, a las familias. He descubierto que el alumnado necesita ver a su profe, y a sus compañeros. Que hay maestras y maestros excepcionales que están hablando con los padres de su alumnado a menudo, descubriéndose y compensando con ese encuentro, tan beneficioso para todos, el daño de esta pandemia. He descubierto que sin la escuela hay famiias que se están desnortando, sin rutina horaria, con exceso de pantallas y, a pesar de estar todos juntos, aislándose y separándose unos de otros. Que cuando hay trauma en la familia, estos días se está acrecentando y expandiendo. También hay familias que están aprovechando el confinamiento para descubrirse, para disfrutar de ver crecer a sus hijos, como si el tiempo se hubiera parado y les hubiese dado la oportunidad de mirarse despacio, escucharse y mimarse.

    Me gusta

  5. Pingback: La orientación educativa en red ante el coronavirus: #orientadesdecasa | Colectivo Orienta

  6. Pingback: ¿Cómo será la Orientación Educativa “en la nueva normalidad”? Recopilamos las entradas de Colectivo Orienta durante el curso 2019/20. | Colectivo Orienta

  7. A nivel personal, q hay q rendirse a la vida, q no somos nada ni controlamos nada (tras 37 días con el COVID y los 6 primeros con la incertidumbre d q seguiría viva o llegaba mi final Profesionalmente siento q tengo q dar el máximo en generar cambio y “ayuda”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s