Una nueva aventura para aprender.

Hace algo más de un año publicamos en este blog la aventura de Pedro Santos Juanes. Como todo buen aprendizaje, hoy publicamos y el autor nos describe cómo ha crecido el proyecto y qué nuevos rumbos ha tomado. Enhorabuena al autor.

Los orientadores no podemos dejar de aventurarnos, pues muchas veces avanzamos por caminos solitarios, poco comprendidos y con sorpresas, sustos y problemas de solución escurridiza. Andamos buscando un trayecto que permita a los demás llegar a buen puerto, generalmente sin medios y con la suerte de la armada invencible. A veces, el camino más difícil de vislumbrar es el nuestro, pero como seres de extraordinaria paciencia y resiliencia conseguimos delimitar un pequeño sendero y con un poco de suerte construir nuestro propio refugio, con vistas, en mi caso, al mar.

Sigue leyendo