Como Flipeé mi clase de Psicología.

Cada día mas profesores eligen metodologías que motivan al alumnado a aprender, al tiempo que el docente cumple sus objetivos. El orientador Juan de Vicente Abad, miembro de Convives y ganador del Certamen D+I al Docente más Innovador de España, comparte su experiencia al invertir su clase de Psicología. Nos lo cuenta paso a paso y nos facilita los recursos que utilizó y que incluso crearon sus alumnos. No te lo puedes perder.

“Todo iba mal menos alguna cosa. Fue entonces cuando alguien pensó….”

Los Antecedentes.

Todo iba mal menos alguna cosa. Fue entonces cuando alguien pensó que había que meter el currículo del Bachillerato en la lavadora. Inicialmente parecía una idea tentadora: limpiar contenidos, darles brillo, color y actualizarlos, en definitiva una oportunidad para modernizarse. Sin embargo, el proceso de lavado fue extraño. No sabemos si fue la marca de la lavadora, la calidad del jabón o la falta de suavizante, el caso es que aquello no funcionó.

Me fijé de forma especial en la asignatura de Psicología, su tamaño aumentó incluyendo contenidos novedosos sin excluir los que ya existían, y sin embargo las horas lectivas se redujeron un 50%, era como pasar de un jersey de la talla S a la Talla L con la mitad del tejido inicial. Algo realmente extraño, pero por si fuera poco esa prenda debía ser evaluada al final de curso en el examen de acceso a la Universidad. Cuando terminó la colada llevábamos tres meses de curso y en ese momento nos enteramos, con cierto alivio, que finalmente la asignatura quedaba excluida de los exámenes de acceso.

La Decisión.

Más contenidos en la mitad de tiempo. Con esta premisa me animé a tener mi primera experiencia de clase invertida. El planteamiento era sencillo; si tenía que hacer lo mismo en menos tiempo tenía las siguientes alternativas:

  1. Renunciar a parte del temario.
  2. Renunciar a la parte práctica de la asignatura.
  3. Renunciar a la parte teórica de la asignatura.
  4. Disponer de más tiempo fuera de las dos horas lectivas semanales.

Descarté la primera opción, incluso después de saber que la Psicología no entraba en la prueba de acceso a la universidad; me gusta que los alumnos tengan una visión global de todos los temas que abarca la materia y no quería renunciar a ninguno de los grandes bloques de contenidos.

Descarté la segunda opción porque me moriría de aburrimiento y podría causar un efecto similar en mis alumnos, si tengo que pasarme el año planteando temas de forma teórica.

La tercera opción me crea inseguridad, no me siento cómodo sólo haciendo, sin reflexionar y comprender por qué lo hacemos, de modo que solo lo práctico me cuesta más; pero sobre todo renuncié a estas tres primeras opciones, porque había otra mucho más interesante, que me permitía no tener que renunciar a nada.

La opción cuatro me exigía sacar algo del tiempo establecido para la clase y lo más fácil de sacar es la teoría. Necesitaba que los alumnos vieran fuera de clase los contenidos teóricos y de esta manera yo podría dedicarme a la parte práctica, con la tranquilidad de que lo teórico ya lo habían visto.

La Teoría.

En un principio pensé en grabarme las clases para que ellos pudieran ver los vídeos con los contenidos en su casa, afortunadamente nunca llegue a hacerlo y no tuvieron que sufrirme por duplicado. Buceando en la red me encontré con un curso entero de introducción a la Psicología que me resultó realmente interesante Crash Course Psychology. Se trata de un curso intensivo de Psicología general destinado a estudiantes universitarios, el curso está estructurado en cuarenta vídeos de aproximadamente diez minutos de duración cada uno, en los que Hank Green explica los contenidos básicos de cada uno de los temas. Se trata de un material riguroso, accesible, homogéneo y no demasiado extenso, cualidades imprescindibles para utilizarlo como contenido teórico de la asignatura. Su posible limitación es que está en inglés, no obstante es muy sencillo ponerle subtítulos en castellano.

La Plataforma.

Además de la calidad e interés del material, necesitaba una plataforma para editar los vídeos y personalizarlos así como establecer un sistema para comprobar que los alumnos veían los vídeos y comprendían sus contenidos. El sistema que descubrí en ese momento fue la aplicación PlayPosit. Esta aplicación permite editar vídeos, incorporar diferentes tipos de preguntas en el momento del vídeo que lo desees y monitorizarte las respuestas de cada uno de los alumnos. El trabajo más costoso de esta fase es diseñar las preguntas para cada uno de los vídeos. Normalmente elijo el momento del vídeo en el que quiero insertar la pregunta, escribo un enunciado y les planteó una pregunta de tipo test, en la que solo hay una respuesta correcta. Se pueden elegir otras modalidades de pregunta, aunque solo están disponibles de tres o cuatro tipos en la versión gratuita.

La creación de los grupos.

El primer día de clase el alumnado se registra en la plataforma PlayPosit. Desde ahí buscan su clase y asignatura donde voy subiendo los vídeos a medida que avanza el curso. Cada vídeo tiene una fecha de entrega y ellos van cumplimentándolos en los tiempos establecidos. Por mi parte voy recibiendo las respuestas y las notas correspondientes a sus respuestas en los vídeos de modo que puedo tener información en el momento, de quién entrega sus trabajo, el momento en el que lo hace y cada una de las notas que va obteniendo.

Si lo alumnos desean mejorar su nota, puedo resetear el vídeo y les permito que lo vuelvan a hacer, para mi es una muestra de interés y una garantía de que van a poner más atención en el segundo intento.

La Práctica.

Liberado de las explicaciones teóricas básicas dedico el resto de la clase a resolver dudas, ampliar los conocimientos o facilitar el trabajo del alumnado en los proyectos que elegimos realizar. Uno de ellos fue decidir escribir un libro sobre Psicología para adolescentes, se trataba de aprovechar los conocimientos que iban adquiriendo para reelaborarlos, hacerlos propios y convertirlos en un material que pudiera ser interesante para adolescentes. No tuvimos tiempo para adaptar todos los temas a los intereses de los adolescentes, pero el producto final recoge un trabajo colectivo realmente interesante, que puede ser continuado en futuras ocasiones.

En adelante.

Este curso vuelvo a repetir el mismo esquema, le veo muchas posibilidades a la clase invertida y quiero rentabilizar el tiempo dedicado a editar los vídeos, además me permite abordar los contenidos básicos de la asignatura y centrarme en un Aprendizaje Basado en Proyectos elegidos por el alumnado. Así mismo, pongo a disposición de las personas que estén interesadas el material que elaboré para mis clases, para utilizarlo deben registrarse en Playposit, buscarlo para descargarlo en su perfil y realizar las modificaciones pertinentes.

Juan de Vicente Abad Juan de Vicente Abad

Orientador IES Miguel Catalán 

Imagen de cabecera: Néstor Alonso
Anuncios

Un comentario en “Como Flipeé mi clase de Psicología.

  1. Muy interesante la forma de trabajar. Yo también soy la asignatura de psicología y sigo una metodología parecida. También uso los vídeos en la plataforma edpuzzle. Y como gamificacion, estoy trabajando con classdojo. Interesante plataforma para otorgar puntos y recompensas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s