Pedagogía Inclusiva … a tres voces

Desde Colectivo Orienta, consultamos a tres voces reconocidas para que nos hablen de este concepto: Pedagogía Inclusiva. Gracias a Antonio Márquez, María Eugenia Pérez y Juana Portugal por participar en esta entrada. Cada uno de ellos ha escrito sobre el tema “a ciegas”, sin conocer previamente lo escrito por los otros dos, para fomentar el debate a partir de la suma de las tres voces. Para ampliar información, recomendamos también la cuenta del Observatorio de la Pedagogía Inclusiva en Twitter, @Ped_Inclusiva.

Ser maestro de Pedagogía Inclusiva

Ser maestro de Pedagogía Inclusiva – Infografía de Antonio Márquez

Pedagogía Inclusiva, por Antonio Márquez

Según la normativa actual, la Inclusión educativa debe ser uno de los principios del Sistema Educativo por el que todos los alumnos deben participar en la escuela en igualdad de condiciones, respetando las diferencias individuales que cada uno tenga por razones de religión, sexo, origen o capacidad.

Es por ello que el maestro dedicado a la atención específica de estos alumnos, mal denominado como Maestro de Pedagogía Terapéutica, debe evolucionar hasta convertirse en maestro de Pedagogía Inclusiva.

Sirva de punto de partida que, desde mi visión, para conseguir la plena inclusión en los centros educativos el maestro de Pedagogía Inclusiva no debería ser un perfil único de maestro especialista, sino una condición inherente a todo docente del centro. La inclusión debe propiciarse por parte de todos.

Pero como todos sabemos que esto no es una realidad en las escuelas actuales, debemos trasladar el perfil del docente de Pedagogía Inclusiva a un perfil que considere las siguientes variables:

  • Que la inclusión educativa pasa de la mera Presencia del ACNEAE a la Participación en las aulas ordinarias.
  • Que el Aula de apoyo a la Inclusión debe ser un aula vacía de alumnos, con miras de convertirse progresivamente en un almacén de recursos.
  • Que la atención al ACNEAE debe ofrecerse dentro del aula ordinaria de forma coordinada con el maestro tutor (sin distinción de roles). Ambos apoyan a todos los alumnos.
  • Que para que el ACNEAE esté incluido debe participar en las mismas unidades que el resto de los alumnos con sus oportunas adaptaciones.

En una entrada que realicé en mi blog llamada “Y si redefinimos el Papel del Maestro de Pedagogía Inclusiva” aportaba una serie de condiciones que debe tener este maestro, recogidas en una infografía.

La escuela pide un cambio y nosotros debemos aportarlo.

Antonio A. Márquez

Antonio A. Márquez

“Maestro de vocación y apasionado por la educación especial y la innovación educativa”


 

El Futuro de la Educación y la Pedagogía Inclusiva, por María Eugenia Pérez

Inclusión & Integración, Profesor de Pedagogía Inclusiva & Profesor de Pedagogía Terapéutica. Cuando las escuelas sean capaces de dar respuesta a la Diversidad de todo el alumnado, con independencia de sus características individuales, personales, sociales… no hará falta hablar de Inclusión.

La Sociedad será más justa.

A día de hoy, esta meta sigue siendo el reto que tiene toda la Sociedad y  las Comunidades Educativas en general y las Escuelas, en particular. Muchos de los Profesores que llevamos décadas trabajando por la INCLUSIÓN SOCIAL (en mi caso treinta y seis años), que necesariamente pasa por la INCLUSIÓN ESCOLAR, y que trabajamos no sólo con el alumnado que presenta algún tipo de dificultad escolar, necesidades especiales, altas capacidades, etc. sino también, con todo el alumnado-profesorado-familias del Centro, ya hemos superado la Etapa de la Integración y de Profesores de Pedagogía Terapeútica y estamos en la de la Inclusión y la Pedagogía Inclusiva.

La Inclusión Social y Educativa es un Derecho que todos debemos defender.

En este contexto, la Pedagogía Inclusiva pone el énfasis  y aporta una filosofía en la que ya no tiene sentido seguir trabajando fuera del aula ordinaria, sólo con determinados perfiles de alumnado, con programas paralelos, con propuestas metodológicas obsoletas, etc Aporta por tanto,  un cambio radical en la Educación del siglo XXI.

Recientemente, en un post titulado “Cambiando la Pedagogía Terapeútica por la Pedagogía Inclusiva” reflexionaba y proponía el cambio de nombre para el profesorado que trabajamos codo con codo con el profesorado en las aulas ordinarias porque el término de PT, ya no se ajusta ni a la filosofía de la Inclusión, ni a nuestro trabajo.

En una pequeña entrevista, comento con Andrea, una alumna de 2º de ESO, como era mi trabajo el curso pasado. Mis propuestas sobre los nuevos roles y funciones del Profesor de Pedagogía Inclusiva, quedan recogidas en una Presentación publicada en otro post titulado “Claves para la Inclusión. Funciones y roles del Profesorado de Pedagogía Inclusiva

Esto es para mí, la PEDAGOGIA INCLUSIVA. Así la siento.

Tengo la certeza de que un día, todas las Escuelas serán inclusivas, cada alumno desarrollará todas sus capacidades, trabajará en Equipo y será feliz. Los Profesores/as de Pedagogía Inclusiva, nos sentiremos plenamente incluidos en las Escuelas Felices, que pondrán fin a este largo camino emprendido a mediados del siglo XX.

María Eugenia Pérez.

María Eugenia Pérez

Pasión por Viajar, Fotografía, Arte, Educación… Profesora ESO. Trabajando por Proyectos, Aprendizaje Cooperativo… AMO LAS ESCUELAS FELICES E INCLUSIVAS.

 


El reto de construir una educación inclusiva para todos entre todos, por Juana Portugal

Todos compartimos que la Inclusión Educativa del alumnado es una realidad en nuestro país, un derecho avalado por la ley. La dificultad estriba en cómo hacemos que la Educación sea Inclusiva en el día a día de los centros.

Me pedís mi opinión sobre si el término de Pedagogía Terapéutica define nuestro perfil profesional o es mejor el de Pedagogía Inclusiva. Como muy bien plantea Mª Eugenia Pérez en su blog “mavensol”, esta nueva manera de entender lo social y lo educativo debería contar con su propio término, pedagogía inclusiva. Desde que iniciamos el proceso a mediados de los años ochenta (en mi caso, con el equipo de Álvaro Marchesi para la integración escolar de ACNEE experimental) se ha evolucionado en ese sentido. No obstante, ya entonces descubrí lo fundamental: el gran poder del entorno educativo para promover el desarrollo de todas las personas, con independencia de sus limitaciones, a través de la cultura y de su interacción social en el aula; la importancia del contexto, de la buena comunicación y de las relaciones personales entre todos los implicados.

Agradezco la iniciativa, resulta positivo debatir, definirnos y buscar nuestro lugar en el nuevo paradigma para visualizar y construir una realidad diferente. Las conclusiones del estudio en la red  de Antonio Márquez sobre el tema ponen de manifiesto lo que debemos mejorar y se sobreentienden dos ideas cuestionables:

  • la idea de identificar la Inclusión solo de un tipo de alumnado con NEE.
  • la idea de pensar (otros profesores también) que la inclusión la llevamos a cabo solo los PT.

Antonio resume en una estupenda infografía las premisas de lo que ser maestro o maestra de pedagogía inclusiva implica. Sin embargo, poco podemos hacer sin la práctica coordinada de metodologías inclusivas junto al profesorado del aula ordinaria y el apoyo de otros profesionales y de la familia, de la comunidad educativa.

Unir nuestros esfuerzos para buscar respuestas juntos a preguntas concretas: ¿De qué sirve estar dos docentes en el aula en una clase magistral?¿Cómo se puede sentir una criatura que hace fichas, dentro o fuera del aula, mientras sus compañeros realizan otras propuestas?¿Por qué se sigue priorizando el lenguaje escrito a otros lenguajes visuales y audiovisuales?¿Qué hacer para que todos los alumnos puedan alcanzar la sensación de éxito?¿Cómo crear ambientes de confianza y vinculación entre todos?¿Cómo evaluar ?¿Qué materiales permiten acceder al aprendizaje?¿Qué nuevo tipo de Adaptaciones Curriculares requieren las UDI? …

La Educación Inclusiva es mucho más que la acción de un grupo de profesionales. Supone el compromiso de toda la comunidad educativa para evaluar su forma de hacer las cosas (Guía para la Educación Inclusiva. Adaptación de la 3a edición revisada del Index for Inclusion. Tony Booth y Mel Ainscow), implicarse en las decisiones y construir una Escuela en la que todos tengan su lugar y puedan participar de manera responsable en su desarrollo y en el bien común.

En una Escuela Inclusiva el alumnado con o sin discapacidad o NEAE debe enfrentarse a contextos y situaciones de aprendizaje en las que junto a sus compañeros se sienta competente, se le escuche y se respete su circunstancia. Todo el profesorado necesita colaborar en la cohesión del grupo, en ayudar a ver lo positivo del error, en admitir múltiples respuestas, en integrar las Tecnologías para el empoderamiento y la participación… y mucho más. Mejor juntos.

Gracias por contar conmigo. Os animo a ver el blog de mis chavales de FPB modalidad especial “Los versos libres del IES Pablo Neruda”. Nos seguimos en la red.

Juana Portugal

Juana Portugal

Profesora de Pedagogía Inclusiva en Educación Secundaria. AELE (Asociación Española de Lectura y Escritura) ¡Por una Escuela Inclusiva REAL!


DEJA UN COMENTARIO CON TU OPINIÓN SOBRE EL ARTÍCULO O EXPERIENCIA SOBRE EL TEMA.

Anuncios

Un comentario en “Pedagogía Inclusiva … a tres voces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s