Red secreta de apoyo: “Quien habla no es chivato, es valiente”

Se ejerce violencia cuando alguien lanza la mochila de, llamémosle Pablo, a un lugar alto, porque Pablo es bajito, y cuando intente alcanzarla, sentirá que no llega. Entonces volverá a saltar y, de nuevo, no podrá alcanzarla. Se ejerce violencia cuando Ana llega al metro a la hora acordada y allí no hay nadie y es que Ana no está en ese grupo de WhatsApp y no se ha enterado de que la actividad de inglés no se hace. Muchas veces, demasiadas veces, los niños se sienten acosados. Pocas veces se observa violencia explícita. La violencia suele ser mucho más sutil.

Las aulas están llenas de esas crueldades que parecen pequeñas pero que marcan el presente y el futuro de muchos chicos y chicas. No es fácil atajarlas. El camino siempre pasa por empoderar a nuestros chavales generosos, valientes, solidarios, amables y subirlos a un escenario. Pero a veces, estas crueldades están ahí. ¿Cómo no nos habíamos dado cuenta? ¿Cómo se nos había pasado el sufrimiento de Pablo, la angustia de Ana?

circulo-bullying

Fuente: control-parental.es

A mí me va bien utilizar “Redes de apoyo secretas”. Todos mis alumnos saben que quien ve a alguien que sufre y no lo dice es un cobarde. Y que los valientes no son chivatos, son Valientes. Por eso me lo cuentan, por eso no pasan ni una. La estrategia de la Red de Apoyo Secreta me funciona. Se trata de identificar a algunas de las personas que forman el círculo de Olweus y hablar con ellas. La víctima no puede enterarse y diseñamos un plan, entre todos, o por parejas, para que Ana y Pablo sean felices. Y La Red Secreta de Apoyo se ponen en acción. Revisamos las acciones primero semanalmente, después quincenalmente hasta que se consigue el objetivo y la red se disuelve. Y en ese plan incluimos a quien agrede, de esto hablaré otro día.

También empleamos las Redes Secretas de Apoyo cuando alguien es débil. Como la Red que le creamos a Mario. Tres parejas estuvieron siguiendo a Mario porque le daba miedo venir solo al instituto. Y más miedo le daba a su madre porque Mario tiene un trastorno del espectro autista (TEA). Y entonces sembramos su camino de ojos cuidadosos como los ojos que vigilan a los niños de las ciudades de Tonucci. Y así, cada día, durante todo un curso, vigilaron sus pasos, cada día. Y cuando llegaba, me decía la última niña: “Pilar, Mario está en clase”. Día tras día, mes a mes. Todo un curso.

Esa Red de Apoyo Secreta ya se ha disuelto pero seguirá siempre en nuestros corazones porque nos hizo, un día, sacar lo mejor de nosotros mismos. Y eso es educar, ayudar a los chavales a demostrarse que son maravillosos. Y que son necesarios.

Pilar Pérez Esteve

Pilar Pérez Esteve

Orientadora educativa en la C. Valenciana


DEJA UN COMENTARIO CON TU OPINIÓN SOBRE EL ARTÍCULO O EXPERIENCIA SOBRE EL TEMA.

Anuncios

3 comentarios en “Red secreta de apoyo: “Quien habla no es chivato, es valiente”

  1. Pilar, me parece una idea muy interesante, además asegura buenos resultados. La implicación del grupo es el mejor aliados. Y el secretismo seguro que tiene un aliciente mayor para ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s