Acompañar.

El orientador José Aurelio López utiliza como punto de partida de esta entrada un conocido poema de David Harkins, You can shed tears that she is gone – Remember me (ver traducción al español). José Aurelio recuerda algunas experiencias profesionales y reflexiona en esta entrada sobre nuestro papel de acompañamiento en orientación educativa, especialmente en estas semanas en las que el coronavirus se está llevando a muchos miembros de la comunidad educativa o de sus familias.

Social distance

Imagen: Pixabay

Desde Colectivo Orienta, aprovechamos para recomendar la página de recursos y actividades #YoMeQuedoEnCasa que están desarrollando estos días María Jesús Garrido Alonso (orientadora del IES Padre Isla) y el propio José Aurelio López Gil (orientador del IES Ramiro II de La Robla): https://jalelio.wixsite.com/yomequedoencasa

Poema 1

Imagen: Pixabay

Puedes llorar porque se ha ido, o puedes

sonreír porque ha vivido.

Eran las once la mañana. Eran las once en punto de la mañana cuando el WhatsApp de mi mujer sonó y una amiga orientadora nos comunicó “que en el cielo había un ángel más.” Su madre había fallecido -no a causa del COVID 19-, sufría una larga enfermedad. Murió en casa, en silencio, rodeada de sus seres queridos. Descanse en paz.

Cuando empecé a estudiar magisterio me di cuenta de que esta era mi verdadera vocación, cuando empecé a trabajar en los Equipos de Orientación y posteriormente en el Departamento de Orientación me di cuenta de que mi vocación estaba al servicio de los demás. Ese servicio sería el de “acompañar”.

Después de más de veinticinco años de existencia del Departamento de Orientación creo que en estos momentos tenemos que hacernos visibles acompañando a nuestras comunidades educativas. Que nos sientan cercanos en la distancia. Que nos sientan a su lado en la lejanía. Que nos sientan… No es el momento de hacernos preguntas, es el momento de estar junto a ellas/os. Es el momento de no ocultar los sentimientos, de hacerlos salir, de buscar la mejor expresión para ellos –una canción, un poema, un dibujo, etc.-. Es el momento de que nadie se sienta abandonada/o. Es el momento de respetar la expresión de dolor de cada una/o. Es el momento de conocernos más.

He vuelto la vista atrás… y he recordado otros momentos que he vivido en mi instituto.

Poema 2

Imagen: Stockvault

Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva

o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado;

Un coche atropelló a un niño saharaui que una familia tenía en acogimiento. Celebramos su despedida en el polideportivo –no era católico- dirigido por el profesor de religión del centro y con toda la comunidad educativa. Estábamos acompañando a su padre y a la familia de acogida en su dolor.

Sufrimos un accidente minero en octubre de 2013, murieron seis mineros. Yo me encontraba realizando una inmersión lingüística -Inglés- con el alumnado de 2º de la ESO en Navarra. Cuando me llamó la Directora para ver como debíamos informar a nuestro alumnado del desenlace trágico podía escuchar el ruido de las ambulancias pasando por delante del instituto. Seguramente, ha sido el día más difícil en toda mi labor profesional, el comunicar a hijas/os y nietas/os de mineros el fallecimiento de seres queridos, el no poder estar a su lado. En la distancia estábamos cerca. Les acompañábamos en su dolor.

Tuvimos la “mala suerte” de que una profesora falleciera; era de las más jóvenes del claustro. En su funeral toda la comunidad educativa del instituto acompañaba a su familia en su dolor.

Poema 3

Imagen: Pixabay

tu corazón puede estar vacío

porque no lo puedes ver,

o puede estar lleno del amor

que compartisteis

 

Para nosotras/os, orientadoras/es, lo principal siempre son las personas, nos preocupamos de ellas, luchamos por ellas y nos esforzamos para crear fuertes vínculos que hagan de nuestros centros verdaderas comunidades. Trabajamos para que entre todas/os sepamos afrontar las dificultades a las que nos enfrentamos cada día… Y sobre todo, nos ocupamos de los más vulnerables.

Han fallecido a lo largo de estos días muchas personas famosas, que salen o han salido en los medios de comunicación, pero también han fallecido en estos días muchas más personas anónimas, que forman parte de nuestras comunidades educativas: madres, padres, hermanas/os, abuelas/os, etc. Nosotras/os tenemos que acompañarlas, aunque no tengamos respuestas a sus preguntas.

A todas/os quiero dedicaros estas palabras que leí hace muchos años y que yo recordé en el funeral de mi padre –ahora hace casi un año-: “cuando una persona muere algo de nosotros muere con él, pero también algo de nosotros resucita con él”.

Para finalizar, una frase que puede ayudarnos en todos los momentos de nuestra vida:

Si hay algo que he aprendido, es que la piedad es más inteligente que el odio, que la misericordia es preferible aún a la justicia misma, que, si uno va por el mundo con mirada amistosa, uno hace buenos amigos.” Philip Gibbs

¡Os acompañamos!

Poema 4

Imagen: Pixabay

Puedes llorar, cerrar tu mente,

sentir el vacío y dar la espalda,

o puedes hacer lo que a ella le gustaría:

sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.

jalelio

 

 

 

José Aurelio López Gil

Orientador en el IES Ramiro II de La Robla (León).

sites.google.com/site/orientandoiesramiroii

2 comentarios en “Acompañar.

  1. Pingback: ¿Cómo será la Orientación Educativa “en la nueva normalidad”? Recopilamos las entradas de Colectivo Orienta durante el curso 2019/20. | Colectivo Orienta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s