Los colores dependen de la luz que uno ve.

Un autor habitual de nuestro blog, Raúl R. López, recoge en esta entrada varias  reflexiones para una mirada a la diversidad incluida, que comparte habitualmente en su página Orientación educativa sistémica.

Bajo mi casa de niño, me despertaba el suave e intermitente martillear de mi vecino y silencioso zapatero (apenas hablaba), y así le veía yo. No he podido transmitir el olor a pegamento, sebo y cuero de su pequeño taller. Un artista con la lezna y el cordaje… Una vez me dijo que sabía cómo era una persona con sólo ver sus zapatos usados. Él tenía los pies sobre la tierra, yo tuve que estudiar Psicología y aún sigo formándome, y observando cómo ponemos los pies.

Vlad Artazov

Imagen: Vlad Artazov

. . . . . diferencia . . . . .
. . . . . . . . la . . . . . . . . .
. . . . . . con . . . . . . . . .
. . . . . posible . . . . . . .
. . . . . . . es . . . . . . . . .
. . . . . . . . solo . . . . . . .
. . . . NATURALEZA . . .
. . . . . EN LA . . . . . . . .
….. EL EQUILIBRIO …..
.
.
. . . . . . Y qué difícil es mantenerlo
. cuando no piensas . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . igual . . . . . . . .

Construcción de Pontus Jansson

Imagen: Construcción de Pontus Jansson (con piedras en equilibrio sin ningún tipo de sujeción). Vídeo de P. Jansson

Matemático: 2 + TÚ TAMBIÉN = CUATRO DÉ

Hay quien sabe que la educación en dos dimensiones (2D) se queda demasiado plana (e irreal), es la educación homogénea del todo igual para un imaginario iguales todos, iguales de altos (se les ofrece el mismo nivel/edad), y anchos (se les ofrece el mismo espacio silla/mesa) … Quien trabaja con la tercera dimensión (3D) de la diversidad incluida (la inclusión del otro aún no conocido, de lo temido, del vacío del creer no saber, de la sombra de lo desconocido de uno/a mismo/a), descubre sin darse cuenta que está inmerso, viviendo (con la vida que emerge entre todos y todas), en un mundo de una cuarta dimensión que lo hace todo real, la Emocional.

Habitación de hotel

Imagen: Número de habitación de un hotel creado por una sombra, idea de autora o autor que no he encontrado y me gustaría conocer. Fuente: Raúl R. López

 

Sin quejarse

“Normalmente, en todos los países se llama a los padres cuando el alumno causa un problema y siempre el padre defiende al hijo y no se soluciona nada. Falta comunicación. En Suecia, al final del curso, los profesores se reúnen con cada uno de sus alumnos y sus padres. La norma que hay que cumplir es que nadie puede quejarse del otro” (Andreas Schleicher)

Sin quejarse implica el no exigirle al otro. Sin quejarse supone nada menos que un compartir (ambos), un ampliar la información (ambos) y favorecer el tomar conciencia (ambos), de lo que está ocurriendo.

No es el sistema familiar el que falla cuando el alumnado no prospera como se esperaba. Quizás sea que el maestro, la orientadora piensen que, como profesionales, “el saber” es exclusivamente suyo, ampliado por ello al saber sobre el alumnado, que es sobre los hijos e hijas, y que la familia “no sabe” su realidad (¡?) o la niega (¿quién niega a quien cuando no se escucha ni aprendemos “del otro saber”?).

O quizás sea el qué entendemos por prosperar, qué entendemos por éxito y por fracaso, qué entendemos como objetivo fundamental de la educación (¿sólo el saber cognitivo?) y por lo tanto qué entendemos que es la labor del profesorado y la labor de la familia.

La presunción de qué es lo importante y la presunción de qué es posible o no, hacer (y si se quiere), el preestablecer unilateralmente qué se pretende conseguir (normal-mente la norma), no sólo provoca o incrementa los conflictos escuela-familia, sino que el intentar que se modifique un sistema independiente al escolar (el familiar), en el que como docente no puedes realmente “hacer”, incrementa la sensación de impotencia y quejas (en ambos). El poner la responsabilidad el uno en el otro, es la mejor excusa para no cambiar, no transformar, en tu propio sistema, aquello que sí que sabes que necesitas y que es necesario transformar.

Desde lo escolar, N0 es un estricto viejo “zapatero a tus zapatos”, cabizbajo mirando su horma-norma, donde obliga a adaptar su calzado sobre el yunque donde lo golpea (no deja de ser curiosa coincidencia que sea llamado “burro”), que crea sus zapatos sin mirar lo que ocurre a su alrededor, sujetando los clavos que cree necesario clavar al cuero (o piel), entre sus labios (metafóricamente la boca, lo que se dice, como instrumento de agresión). Es verdad que el zapatero también usa mandil como lo usa en su cocina, pero es un mandil diferente. El cambio de contexto y la diferencia a lo que en cada lugar se quiere hacer es la clave. Ambas, escuela y familia, educan e instruyen, en conocimientos académicos, en valores, emociones y sentimientos (lo crean que lo están haciendo o no). No es posible una diferenciación entre ambas, pero sí en la diferente forma de hacerlo. Es en este sentido, un SÍ a “cada cosa en su sitio”.

Recuerdo ahora haber leído, la anécdota del maestro que le escribe una nota a la madre de uno de sus alumnos, para que su hijo termine las tareas que no ha querido hacer en clase por ser la educación una labor tan importante; y la madre le contesta con otra nota diciéndole que hicieron las tareas en casa, pero que como no había querido terminarse la cena por la noche, le enviaba la tartera para que la terminase en clase por ser la alimentación tan importante.

La queja no es acción, y sólo puede provocar reacciones negativas.

Foto - Linda Leen

Foto: Linda Lee. Fuente: Orientación educativa sistémica

 

La blancura de la mirada

La luz blanca es la suma de múltiples colores, los que podemos ver cuando se descompone (y los que los homos sapiens-sapiens, no vemos). Pero mejor lo digo a la inversa, que necesitamos todos los colores, incluido el negro, para poder ver la blancura. No es él, es mi prisma. Dice James Joyce, que los colores dependen de la luz que uno ve.

La blancura de la mirada

Fuente de la imagen: Raúl R. López

Estoy hablando metafóricamente, no de la descomposición de la luz, sino sobre la no segregación, sobre el parar con la descomposición realizada en la escuela.

Hablo de la diversidad en el aula y de la necesidad de la Educación Inclusiva, para cumplir, saliendo de la zona oscura, con el compromiso de España con la ONU que asumió en 2008, de respetar los DD HH en la educación (España ha sido denunciada el 29 de mayo de 2018, por el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, y por diversas sentencias judiciales por segregar institucionalmente al alumnado).

En la página de Orientación Educativa Sistémica, puedes encontrar múltiples visiones publicadas sobre el tema.

¿De qué color eres tú? ¿De qué color soy yo? ¿De qué color somos?… Me agrada que todos seamos necesarias, necesarios, para una escuela, pronto, estoy seguro si tú quieres, radiante.

Todo lo de fuera está adentro, también hablo por tanto de nosotrxs mismxs, de nuestros múltiples roles, perspectivas y cambios, de la necesidad de aceptar nuestras luces y sombras para así poder Ser.

5 - Raúl R. López Reyes

 

Raúl R. López Reyes

Psicólogo. Psicoterapeuta gestáltico en Huelva.

Facebook “Orientación educativa sistémica”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s