Un día cualquiera de vacaciones de Navidad… con olor a sal y deseos mágicos para el 2018.

Seguro que todos nos sentiremos muy identificados con las palabras de Virginia Payán, una situación por la que casi todos nosotros hemos pasado de alguna u otra forma. Son palabras de ilusión, esperanza, deseos, metas,… para este 2018. Esperemos que Virginia y todos nosotros no perdamos estas sensaciones.

Imagen de Gustavo Rosadas en Flickr.

Hoy estoy en la biblioteca de una playa andaluza y mirando por la ventana, donde las olas del mar se mecen con ternura. Me he decidido a dejar mi bolígrafo especial y único que utilizo para hacer simulacros de supuestos prácticos por mi ordenador y compartir con todos vosotros/as mi mayor deseo para este 2018.

Soy orientadora de vocación y de profesión, mi trayectoria profesional no es muy larga, pero mi preparación para conseguirlo sí y además ese proceso ha estado repleto de altibajos que han hecho que mi perspectiva cambie o se modifique de una convocatoria a otra. Ahora os explicaré por qué…

Me preparé mi primera vez para desempeñar el trabajo como orientadora escolar, una vez terminada la carrera (2007), en la convocatoria de 2008. Para mí fue algo tan novedoso que el año hasta la fecha de examen, en junio, llegó enseguida. Mi resultado fue positivo, pues superé con éxito las pruebas selectivas, pero no tuve tanta suerte en la práctica. El famoso día de la llamada nunca se produjo y para la convocatoria de 2010 estaba convencida que lo que necesitaba era estudiar un poco más de lo que lo hice anteriormente. Por tanto mi día establecido para descansar del estudio que eran los domingos, se redujo a la tarde simplemente. También superé con éxito los exámenes de ese año con mejores resultados y una vez iniciado el curso mi esperanza e ilusión no decaían porque sabía que el día de poder trabajar llegaría pronto, pues me había preparado con conciencia, había sacrificado mi vida familiar y personal e incluso atrasé planes de futuro. Pero ese día no llegó, para el 2012 se desconvocaron las oposiciones en el mismo año y para el 2014 directamente de nuestra especialidad ni salieron.

Durante ese tiempo, estuve trabajando en sectores muy diferentes a la educación aunque siempre he intentado luchar por hacerme un sitio en el mundo educativo, pues he tenido muy claro que era mi sitio en el mundo laboral.

Y… en 2015 mi vida cambió por completo… La llamada del número largo de una delegación que desconocía sonaba en mi teléfono y, sin esperarlo, mi vida dio un giro de 180 grados. Por fin, saboreé la sensación de recoger lo que tiempo atrás había estado sembrando y en lo que había estado invirtiendo y que los frutos en algún momento darían su cara más dulce. ¡¡El momento de pisar un centro educativo como profesional de la especialidad de orientación educativa, había llegado!! Me incorporé un 4 de Noviembre en un IES de Lucena (Córdoba) llena de emoción, de felicidad, de miedos y de ganas de trabajar. Me encontré en mi camino con profesores/as estupendos y con un equipo directivo que me apoyó y me recibió con los brazos abiertos. Recuerdos inolvidables que son imborrables por mucho que pase el tiempo…

Ese curso tenía aparte de adentrarme en el mundo Orienta desde la práctica tan interesante, volver a presentarme a las oposiciones… meta que veía con muchas dificultades cuando el tiempo y las circunstancias nada tenían que ver con mis preparaciones anteriores en dedicación y en seguimiento por parte de una academia que te facilita el camino. Pero volví a tener éxito a nivel de resultados aunque no a nivel de plaza… puesto que para esa convocatoria no hubo una buena oferta y las prioridades habían cambiado por completo. Ahora ya había saboreado lo que era ser orientadora, y… ¡es alucinante! Estar cerca de los alumnos, ayudar y guiar en el proceso de enseñanza–aprendizaje, asistir a las sesiones de evaluación, cursos del CEP, etc… Todo un mundo fantástico del que estaba y estoy segura que es mi lugar.

Y hoy en día, continúo con mi lucha de ganar estabilidad en mi trabajo. Por eso estoy hoy aquí, un día cualquiera de vacaciones de Navidad, después de un trimestre intenso de trabajo, aprovechando el tiempo en estudiar y en preparar mis temas con la calidad necesaria para enfrentarme a los exámenes de nuevo.

Mi perspectiva ha cambiado como dije en el inicio. Estoy estudiando en una biblioteca de una playa mirando el mar, pero lo hago disfrutando, sabiendo que el día tan esperado de tener mi plaza llegará pronto. Confío que ocurra, estudio para que pase y soy optimista en mi proceso personal. Por eso, quiero animar, acompañar a todas y todos aquellos opositores que una vez que cruzan la línea tan fina de decidir si estudian oposiciones o no, que se lancen,  que todo esfuerzo tiene su recompensa, aunque el camino sea duro, aunque haya momentos de bajón, otros de desilusión…  Uno de los mejores regalos que poc@s somos afortunados de tener cada día  es trabajar en lo que realmente deseas, amas y disfrutas. De ahí que mi mayor deseo para éste 2018 sea conseguirlo del todo, pero quiero convencerme… de que esto ocurrirá.

Virginia Payán Almendros.

Orientadora del IES Emilio Canalejo de Montilla (Córdoba).

Anuncios

2 comentarios en “Un día cualquiera de vacaciones de Navidad… con olor a sal y deseos mágicos para el 2018.

  1. Mucho ánimo, yo también pasé por lo mismo y me identifico mucho contigo, pero al final todo llega en mi caso en el año 2000 y después de tantos años sigo amando está profesión y no se me olvida el enorme esfuerzo hasta aprobar

    Me gusta

  2. Yo he tenido la suerte de trabajar contigo y te mando todo mi apoyo. Confío en tu empeño y sé que tarde o temprano tendrás tu plaza porque estás muy preparada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s