Evaluaciones externas en Primaria.

Celia Morales reflexiona en este artículo sobre la evaluación docente, analizando de forma crítica los procesos de evaluación externa que se plantean para la etapa de primaria, una etapa como todos sabemos básica y elemental. En definitiva, trata sobre los distintos modelos y finalidades de evaluación educativa.

Foto Flickr

Debido al rechazo social de distintos profesionales relacionados con la educación, profesores, orientadores, directores, asociaciones de padres y madres,… se suspenden las evaluaciones externas con carácter generalizado y hasta la entrada de la normativa resultante del Pacto de Estado social y político por la educación. La evaluación de Educación Primaria será considerada muestral y tendrá finalidad diagnóstica (Real decreto-ley 5/2016 de 9 diciembre).

En Educación Primaria se fijaron evaluaciones externas las pruebas de evaluación final en tercero y sexto de primaria.

En el artículo 21 de la ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), modificada por la ley orgánica  8/2013, de 9 de diciembre, se establece la realización de una evaluación de carácter diagnóstico, en tercer curso de Educación Primaria “en relación con el grado de adquisición de la competencia en comunicación lingüística y de la competencia matemática”.

En relación a la evaluación en sexto de primaria, las competencias evaluadas son: competencia en comunicación lingüística, competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología.

Las pruebas de 3º de primaria se presentaban como un instrumento para detectar de manera precoz las dificultades en el aprendizaje. Es muy cuestionable que a través de una prueba que se le hace a los alumnos, en un momento determinado bajo unas condiciones y circunstancias poco contextualizados con las situaciones de aprendizaje de ese centro, podamos detectar dificultades de aprendizaje sin tener una observación más completa de sus actividades en el aula, trabajos que realiza, entrevista con la tutora, maestros que día a día se relacionan con el alumno.

Por otra parte, también podemos pensar que si ya hay niños con dificultades de aprendizaje en ese aula, se les garantiza muy pocas condiciones para que puedan demostrar su aprendizaje con este tipo de pruebas estandarizadas donde predomina la lectoescritura como principal elemento dentro del proceso evaluador. Tiene que haber distintos modelos y formas de evaluación para que sea eficiente.

Las pruebas externas no están dentro del contexto socieducativo donde se aplican. El sólo hecho de realizarlas provoca tensión y ansiedad, no sólo en los alumnos que tienen que llevarlas a cabo sino también en los profesores del centro. Los directores ven detrás la sombra de la estigmatización del centro según los resultados de la prueba, del alumnado, de los profesores.

Foto Flickr

Los alumnos de primaria están en una etapa de desarrollo de hábitos, autonomía personal. Eso quiere decir que están conociendo sus intereses, conociendo sus posibilidades y sus capacidades para desenvolverse en la vida. Las situaciones de aprendizaje que respetan ritmos de desarrollo, tiempos madurativos son las que se siguen en Educación Infantil pero también en Educación Primaria.

Los ritmos de aprendizaje son muy dispares a estas edades. Niños, niñas que tardan en leer y escribir, alumnos a los que les cuesta más generalizar y aplicar los nuevos conocimientos. La diversidad está presente en nuestras aulas, intentar medir bajo un criterio homogeneizador puede ser interesante estadísticamente, pero no creo que sirva para favorecer dinámicas concretas, para la mejora de la enseñanza aprendizaje de esos alumnos en su centro, o que sea necesario para promocionar al Instituto.

¿Es necesario en estas edades de desarrollo físico, personal, social, emocional, en la que están aprendiendo a contactar con el mundo, a gestionar emociones, a planificar tareas, a relacionarse, a tener criterios propios aplicar estas pruebas externas?

Precisamente al estar en desarrollo, los profesores que están en el aula a diario intercambiando dinámicas y observando procesos, serán los que conocerán mejor la evolución de ese alumno y podrán señalar mejor cuáles son los puntos fuertes en los que tienen que apoyarse los siguientes acompañantes, guías, moderadores de su aprendizaje, y cuáles son sus puntos débiles que habrá que reforzar y qué aspectos metodológicos, de material y espacio tendremos que adaptar para favorecer su desarrollo personal.

¿Son estas pruebas tan necesarias para diagnóstico de dificultades o son meramente estadísticas?

La escuela participativa, social, compensadora de las desigualdades, escuela no competitiva, una escuela no segregadora, inclusiva,… no aboga por pruebas que crean desigualdades, estudiantes de primera y de segunda fila.

¿Qué imagen le estamos dando a los nuevos integrantes de la sociedad con respecto a cómo se valora lo que ellos conocen, aprenden, integran… en la escuela? ¿Y qué se valora? ¿Dónde queda el arte, música, filosofía… ?

Esto está acorde con las teorías, expuestas por los expertos en educación, que hablan de las inteligencias múltiples que cada persona puede tener más o menos desarrollada. ¿Mediante una prueba estandarizada para todos y todas en unos tiempos concretos donde predomina la lectoescritura como medio de valoración de lo que uno sabe?

Foto Flickr

Estrés, preocupación, ansiedad.

Los padres y madres también vivencian esa tensión en el período de estas pruebas lo que supone más carga emocional, de inseguridad y responsabilidad para sus hijos. Por eso, un gran número de ellos están en contra de esta prueba “presión” tanto en cuarto de primaria como en sexto de primaria. Así también lo señala La Confederación Estatal de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA).

¿Es necesario que los alumnos de primaria tengan que pasar por estas situaciones de incertidumbre?

El director del Observatorio internacional de la profesión docente, Francisco Imbernón, considera que “se debería confiar más en el profesorado y en los centros que ya realizan evaluaciones”, puesto que estima que “son los que mejor conocen lo que pasa”.

El cambio de centro en sí ya produce en los alumnos y alumnas inquietud. Por eso se preparan programas para el acercamiento progresivo al nuevo centro que es el Instituto. En la mayoría de los centros tenemos un programa de transición de educación Primaria a Educación Secundaria para hacer actividades conjuntas con el alumnado de ambos centros.

También tenemos reuniones, si es cierto que podrían hacerse con más frecuencia, de profesores de primaria y profesores de 1º de la ESO donde se ve por parte de todos que es lo básico, que necesita un alumno para manejarse, seguir la andadura de su aprendizaje y también se habla de lo prescindible, de lo que no es necesario que todos y todas traigan aprendido, puesto que los alumnos son diferentes entre sí, y también se habla de cómo atendemos la diversidad.

Foto Flickr

¿Para qué necesitamos más datos cuando tenemos una relación directa entre Profesores, Orientadores, Jefes de estudio, Directores? Es necesario una revalorización de la figura docente. Con este tipo de pruebas se pone en juicio la importancia de la evaluación del docente.  

¿Necesitamos instrumentos de selección para la mejora educativa ? ¿Necesitamos más instrumentos de diagnóstico o potenciar, favorecer, apoyar los que ya existen?

La escuela tiene que desarrollar unos mecanismos de autoevaluación, de regulación de su proceso de enseñanza-aprendizaje de una manera colaborativa entre todos los integrantes del centro educativo.

Las reuniones de evaluación deberían ser más constructivas, no sólo para informar de la llegada o no llegada a la media estandarizada para pasar al siguiente trimestre.

La evaluación continuada sigue presente en nuestras escuelas, pero como una idea que queda paralizada en la época de ver los resultados inmediatos.

La evaluación tiene que ver logros a lo largo del  proceso educativo y tener en cuenta de manera constante la reconducción, modificación y ajuste para que el aprendizaje se produzca.

Necesitamos una evaluación con carácter formativo. No olvidemos que estamos hablando de pruebas a realizar durante la escolaridad obligatoria.

Celia

Celia Molares

Orientadora en el CEIP Quintela de Moaña (Pontevedra)

Blog Orientación compartida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s