La exigua formación continua de los orientadores/as

En este artículo planteo una reflexión personal sobre el rumbo de la formación de los orientadores/as. Desgastados por la diversificación de tareas y la escasa formación ofrecida por las administraciones,  optamos por reciclarnos a través de mecanismos informales, insuficientes y a veces invisibles. 

Mis compañeros orientadores/as estarán de acuerdo en que el trabajo de orientación hoy en día requiere una formación experta y específica en cualquier situación que se nos pueda presentar. Cada vez surgen más exigencias diversas y complejas  que requieren iniciar nuevos procesos, más inclusivos, más participativos, y ante los cuales no vale dar viejas respuestas.

A diario se nos pide una lista interminable de funciones imposibles de digerir,  tareas y responsabilidades sin límite como ayudar a innovar, a buscar causas, a responder a las dificultades, a tomar decisiones, informar de los cambios legislativos, enseñar a estudiar, ayudar a recuperar la motivación, a portarse bien, a concentrarse,  a convivir, a subir la autoestima, a ejercer la tutoría, asesorar los procesos de inscripción y matrícula, las becas, colaborar en la acogida de los nuevos, asesorar a las familias, orientar a los adultos que desean volver a estudiar. Debemos ayudar a encontrar el camino de aquellos a los que no les da la nota para estudiar lo que habían soñado o ayudar a estudiar en otro país, … .  Se nos pide saber de dinámica de grupo, de reuniones, de absentismo, de altas capacidades, de salidas profesionales, de salud mental, de trastornos, de servicios sociales, de redactar informes, de TICs, de estadística, de informática, de contabilidad, de legislación, de metodologías, de docencia. Debemos también asesorar de cualquier cosa que se le ocurra a la administración educativa, la cual cada día nos transfiere más y más funciones.

Podría seguir hablando de más competencias, tareas y funciones que se le asignan a un orientador/a y enlazarlo con un artículo sobre el Síndrome de Burnout, pero lo dejo para otra ocasión.

El sistema educativo está depositando en los orientadores gran parte del trabajo en los centros, y es para nosotros una fuente principal de preocupación y estrés formarnos para dar respuesta a todas esas exigencias.

Por ello cada inicio de curso me propongo buscar una formación útil y práctica que compense alguno de mis infinitos puntos débiles. Por más que investigo en la programación que me ofrece la administración educativa en mi comunidad autónoma, el plan de formación resulta repetitivo, generalista, superficial, inconexo y poco útil para mi trabajo diario en el departamento de orientación.

En mi comunidad autónoma, buscando en la plataforma de inscripción de cursos, y atendiendo a la categoría “Especialista en mi materia_orientación” uno puede encontrarse con perlas como Robótica, Ajedrez, Oratoria, Biblioteca Escolar, Urgencias Sanitarias, Diseño gráfico del empaquetado, Cuidado e higiene de la voz, y mucho curso-online-digital-aplicado-multiplataforma. La formación exigua de los orientadores/as pasa por cubrirse con algunos encuentros, jornadas y cursos puntuales de interés sólo para quien necesita “sumar puntos” de formación. Existe  todo un reguero de cursos variados puestos ahí como en la estantería de un supermercado. Se nos ofrecen también otras modalidades formativas como licencias para elaborar materiales a cambio de no ir a trabajar al centro, minúsculos reintegros de gastos para formarse libremente, formación en centros y en grupos de trabajo, bajo la consigna de “organízatelas como puedas”.  Pero nada específico para desarrollar nuestras funciones concretas en el día a día. Fuera de la administración educativa es muy difícil encontrar una oferta más interesante, y de haberla, suele ser económicamente costosa, conllevar mucha dedicación, desplazarse a otra comunidad, y casi siempre  imposible de compatibilizar con el trabajo en el centro.

La administración no está dispuesta a invertir en formación continua del profesorado en temas tan urgentes como atención a la diversidad, la dinamización de la clase, la evaluación inclusiva, o la innovación metodológica, para frenar el fracaso y superar viejos estigmas que pesan sobre la enseñanza. Hablo de una formación obligatoria y extensible a todo el profesorado sin excepción, y que no se soluciona con jornadas, encuentros y tele-cursos a troche y moche. La administración educativa ha encontrado la panacea en la autoformación virtual y está convirtiendo la formación del profesorado en un universo MOOC con oferta de cursos con aparente interés para todos/para nadie y con dudosa utilidad práctica.

La formación de los orientadores/as, al menos en mi comunidad autónoma, es la gran olvidada desde hace unas décadas. Se hace un esfuerzo por asesorar a los que comienzan, organizando cursos de “formación inicial” y ya luego “te las arreglas”.  Quizás seamos un colectivo difícil de satisfacer, pero si la administración espera de nosotros que asesoremos a la comunidad en todo lo que tenga que ver con la educación, y da por hecho que poseemos todas y cada una de las capacidades y competencias profesionales, pues habrá que bajarles a la obra y transmitirles que los orientadores no sabemos de todo ni tenemos la capacidad de autoformarnos en todo. Tampoco se pide un máster a cuenta de la administración, pero sí una programación básica de acciones formativas actualizadas, conectadas con las necesidades de cada momento, directamente relacionadas con la orientación, a cargo de expertos y no sólo de pantallas. Se trata de una formación que debe revertir  directamente en la educación y en el beneficio de toda la comunidad educativa, al igual que la formación del resto del profesorado.

¿Cómo satisfacemos hoy los orientadores nuestra constante necesidad de formación y actualización? Hemos optado por dos caminos, el de buscar, compatibilizar y pagar nosotros mismos nuestro reciclaje y también por el camino de las redes sociales.

Cada vez somos más los orientadores que saciamos, a través de la interacción en las redes, ese enorme apetito o necesidad de conocimiento y experiencias.  Los  blogs, webs, foros y redes sociales funcionan hoy en día como el principal canal de actualización pedagógica.

Vale que la autoformación a través de las redes ha permitido superar la concepción de la formación como una acción individual que cada profesor asume en solitario para pasar a un modelo construcción colaborativa y democrática del conocimiento. Vale que ha permitido a muchos orientadores construir su propia experiencia y comunicarla a los demás a través de los blogs de manera que unos pueden aprender de otros de forma colaborativa. Vale que ha permitido convertirnos en informadores de noticias de interés para nuestro propio colectivo. Vale que ha propiciado una enorme variedad de experiencias de aprendizaje abierto para todos los gustos e intereses.

Pero la formación en la orientación no se puede dar exclusivamente en espacios virtuales.  Se está poniendo mucho énfasis en la autoformación a distancia, poco formal, invisible de cara a la administración, a veces poco práctica, superficial y costosa en tiempo invertido. Existe un exceso de infraestructura digital dedicada a la formación pero hay un sinfín de competencias y habilidades que necesitan aprenderse y experimentarse en escenarios reales, como son las competencias emocionales, la  intervención grupal,  la comunicación, el liderazgo, el trabajo en equipo, la negociación,…, por poner algún ejemplo. Áreas como la evaluación psicopedagógica, la intervención con nuevas necesidades educativas especiales, el asesoramiento a familias, la orientación en la Formación Profesional en la etapa adulta, la intervención en trastornos de conducta, en altas capacidades, etc. necesitan de una formación profunda, específica, que proceda de expertos/as y para la cual hace falta tiempo y espacio real,  para no quedarse reducida a charlas puntuales en jornadas y encuentros, o debates en redes sociales.

Apoyarse y ayudarse en comunidades virtuales es una parte de la autoformación, pero no es suficiente. Más que nunca los orientadores/as necesitamos disponer de un sistema específico  de actualización psicopedagógica continua, actual, obligatoria, presencial, avalado por la administración educativa, que vaya más allá de la autoformación invisible en red, si no queremos acabar superados y devorados por la incompetencia, el desgaste y las exigencias del escenario real.

Foto Mónica Diz Besada blog

Mónica Diz Besada
Orientadora educativa en IES A Sardiñeira (A Coruña) 
 Blog Mónica Diz Orienta

 

Anuncios

3 comentarios en “La exigua formación continua de los orientadores/as

  1. Mónica estoy de acuerdo contigo. Hace falta una formación más precisa, especializada de los temas que tratamos todos los días en los centros. La administración lo cubre con jornadas. Es necesaria una formación de más calidad, más directa, activa entre los asistentes al curso- actualización-formación continua y los expertos en los temas.

    Me gusta

  2. Mónica, que razón tienes! Da gusto dar con orientadoras que piensan como tú, como yo, avaladas por la experiencia y la realidad. Hace muchos años que no necesito al centro del profesorado para actualizarme, informarme… mejorar, en una palabra. Me siento agradecida por lo que comparto con mis amigas orientadoras pues es mucho, es todo, y eso no me lo ofrece mi administración. Comparto con ellas los todos y las sombras de la orientación y en ese encuentro, es en donde me enriquezca y me siento enriquecida y acompañada. Ya no pido más. Sólo quiero mis gozos y mis sombras, compartidas con mis amigas y compañeras de profesión y cada vez reconozco que menos es más. Un abrazo, orientadora. Bss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s