Enredando: orientando en la red.

Begoña Cañete trabaja en un Equipo de Orientación de Asturias y hoy visita Colectivo Orienta para hablarnos de lo que le han aportado las redes en su trabajo, en especial su experiencia en Twitter.

jugando-a-crecer

Imagen elaborada por B. Cañete a partir de una “pelota enredo

Hace ya varios años (tal vez más de un lustro) allá por el 2011, inicié mi camino en las redes sociales. Empecé a crearme una cuenta de Facebook como un juego donde encontré (más bien me encontraron) amigos de la infancia, compañeros de carrera, familiares, compañeros de trabajo… Aunque inicialmente era una ventanita de cotilleo, “el face” pasó a ser un lugar de encuentro para realizar trabajos de máster, un lugar para reencontrarnos los compañeros de la carrera, un sitio para acceder a la información y fuente de conocimiento y como no, el perfecto lugar para felicitar el cumpleaños a amigos y a conocidos…

la-actitud-en-orientacion

La actitud en orientación – Begoña Cañete en Colectivo Orienta, 2016

A continuación accedí a Twitter como red social y personal. Inicialmente, utilizaba la red para opinar de la vida, de la política, de valores, de deporte (concretamente del “Oviedín” del alma). Empecé a seguir a orientadores, profesores de universidad, prensa… y me di cuenta de lo fácil que era acceder a la información y sobre todo como mi trabajo era “compartido” con compañeros, al menos compartíamos inquietudes.

Casi a la par me hice cuenta de Instagram donde la imagen cobra vida. Esta red la utilizo más para el ámbito personal y privado, así como ocio y diversión. Como no podía faltar, accedía a Linkedln como red de uso profesional y que a día de hoy, pienso que es la que menos me aporta o tal vez la que menos me haya “trabajado”.

Si tuviera que escoger una red social, sin duda alguna me quedaría con Twitter. Twitter ha sido para mí un lugar virtual de encuentro, de aprendizaje, de conocimiento y también de alegría y generosidad. Cuando aprendes a controlar tus debates, a contestar o dejar de hacerlo, a dar importancia o quitársela a algunos temas, empiezas a disfrutar de la red como si te fuera la vida en ello. Y como la vida me va en ello, quiero compartir mi experiencia personal con orientadores y profesorado de este Colectivo Orienta.

orientachat-trending-topic-tt

En el mes de junio accedí a las oposiciones de secundaria de orientación educativa del Principado de Asturias. Después de 10 años de interina y 8 cursos sin existir convocatoria de oposición, me dediqué en cuerpo y alma a estudiar los 70 temas, a preparar supuestos prácticos y un Plan de Actuación, para defender ante un tribunal con 5 orientadores de carrera. Era muy complicado, unas oposiciones abiertas a todo el Estado, sin necesidad de lengua oficial y con una competencia extrema. Más de 3.500 folios en mi mesa y muchas horas de dedicación después de salir de trabajar, redactar dictámenes, informes y esos menesteres que todos sabemos. La situación de estrés y el estado emocional con el que llegas al final del proceso es importante. Aún así, la motivación personal también era elevada, pues 50 plazas en Asturias era una ocasión de oro. Y con todo ello, la ventanita de twitter seguía abierta….

El día de la oposición, entre las cuatro bolas para la elección del tema, se encontraba el tema 23: “La organización del sistema de orientación y apoyo en España en las distintas Administraciones Educativas”. Y éste fue mi tema elegido. Cuando estaba inmersa en la elaboración escrita del mismo, me vino una luz a mi cabeza: ya que estoy exponiendo el modelo de orientación en las distintas comunidades, voy a mencionar a blogs y cuentas de twitter de los diferentes orientadores que conozco, con la finalidad de relacionar la parte más teórica con la implicación práctica y la forma de orientar en las distintas Administraciones con experiencias actuales e innovadoras. Entre esos orientadores y blogs, mencioné a Mábel Villaescusa (@mabelvillaescus), Mónica Diz Besada (@DizMonica), Claudio Castilla (@orientaguia), Alberto del Mazo (@alb_del_mazo)… y por supuesto a la comunidad Orientapas (@orientapas). Valencia, Galicia, Murcia, Madrid quedaron representadas…

Cuando finalicé el examen, mis dudas, inseguridades e inquietudes estuvieron presentes hasta que procedí a la lectura del mismo. Por mi cabeza, venían pensamientos del tipo ¿Habré sido muy arriesgada?, ¿Me suspenderán por considerar que la red es una chiquillada? ¿Habré metido la pata? … Cuando procedía a la lectura del mismo, leí con fuerza y seguridad todo lo que había escrito, con mirada segura, afianzando con mi voz y mis gestos todo lo que había organizado mentalmente, estudiado y por supuesto dedicado de mi tiempo de ocio.

En estos momentos y echando la vista atrás, aprobar una oposición ha sido sin duda sinónimo de esfuerzo, perseverancia, sacrificio, constancia, horas de formación, máster, dos carreras y en mi caso, TWITTER. A mí Twitter siempre me ha aportado, ha sumado.

Colaborar, compartir, aprender, leer y conocer profesionales de la orientación educativa a través de la red no lo hubiese conseguido de otra manera. Mi enorme agradecimiento a las personas anteriormente mencionadas y a muchísimas más que conozco a través de la red diariamente y que me enseñan tanto. Y por todo ello, seguiré orientando y “enredando en la red”… ¡GRACIAS!Begoña Cañete

Begoña Cañete Chalver

Orientadora en un Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica, Principado de Asturias

Anuncios

5 comentarios en “Enredando: orientando en la red.

  1. Gracias por la parte que me toca, Begoña. Muy amables tus palabras, pero como sabes el aprendizaje en redes ha sido mutuo. Una suerte para todos lo que nos aportas también en redes, siempre con apuntes e ideas de interés. Un abrazo

    Me gusta

  2. Hola, Begoña. Antes de nada muchas felicidades, tanto por el artículo y tus aportaciones en las redes como por la oposición. Me he sentido muy identificado con todo lo que has contado… me pasó algo parecido… En la parte práctica de la oposición (en la defensa del programa de intervención) tuve la gran suerte de que, entre los programas que me salieron en sorteo, se encontraba el Proyecto de Innovación que había incluido en mi programación. Era un proyecto que realmente habíamos puesto en marcha, había sido muy bien valorado (externamente), se acompañaba de materiales concretos que se habían realizado (revistas, dípticos, etc.)… y lo controlaba al “dedillo”… (si me hubiesen dado a elegir, sin duda, lo hubiese elegido… ¡acababa de presentar la memoria del proyecto!)… Aprobé la opo… ¡pero gracias a la parte teórica!…(*) ¿Dónde quiero llegar? A dos cosas… Primera…, ¿Se tiene en cuenta y se valora desde la orientación educativa el papel de la innovación educativa? Y segunda, ¿Los procedimientos de acceso a la función docente/orientadora son los más adecuados? Soy consciente de que este segundo tema se nos escapa pero considero que es muy importante. Si es cierto que desde la Administración Educativa se quiere potenciar el papel de la innovación tendrá que buscar fórmulas para que realmente se valore desde los procesos de acceso a la función docente/orientadora…
    Muchas gracias por las aportaciones y por la oportunidad de debatir, Colectivo Orienta.
    (*) Soy consciente de que hay que valorar más aspectos pero a título de ejemplo…puede servir… (y es real).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s